Catálogo // Novedades

C 9504 G.Ph. TELEMANN: TRAVERSO CONCERTOS [9,99 Euros]

La magia y la belleza de los conciertos para traverso del mejor Telemann

A finales de los años 90, el sello Cantus compró las licencias de algunas de las mejores grabaciones del grupo Musica ad Rhenum, formado por grandes artistas procedentes de conjuntos como Musica Antiqua Köln, Camerata Köln o Concerto Armonico, por ejemplo, y liderados por el flautista norteamericano Jed Wentz. Ahora, algunas de esas grabaciones vuelven a ser remasterizadas y reeditadas por Cantus con nuevas portadas, nuevas traducciones y nuevo diseño, en una serie denominada “The Musica ad Rhenum Archives”.

En las primeras décadas del siglo XVIII, cuando la batalla por la supremacía entre la flauta dulce y el traverso estaba en su apogeo, ambos compartían un repertorio común. La repentina popularidad del traverso coincidió, curiosamente, con una casi completa falta de repertorio específicamente compuesto para él. Así pues los intérpretes de traverso hacían arreglos de obras escritas para otros instrumentos, como la viola da gamba, el violín o su rival, la flauta dulce. Posteriormente, cuando la popularidad del traverso se fue incrementando, y con ella el repertorio para su rival disminuyó, los virtuosos de la flauta dulce comenzaron a transcribir las obras recién compuestas para el traverso. Incluso, algunos compositores escribían piezas que podían tocarse con cualquiera de los dos instrumentos, indicando claves de transposición al comienzo de la partitura para que fuera más fácil transportarlas según se tocasen en el traverso o en la flauta dulce.

Es imposible saber cuál de los dos instrumentos tenía Telemann en mente cuando compuso su Suite en la menor, TWV 55:a2. En la única copia manuscrita que se ha conservado de esta obra, la parte de solista aparece marcada como flûte, lo cual, de acuerdo con Mattheson, podría significar tanto traverso como flauta dulce. Aunque algunos musicólogos creen que el empleo de la llamada “clave francesa de violín” asignada a la línea solista indica que esa parte estaba escrita para la flauta dulce, Mattheson asegura que esa clave se utilizaba también para el traverso. Y aunque tanto la extensión como la tonalidad de la obra presentan menos dificultad si se toca con la flauta dulce que con el traverso, en absoluto excede en complicaciones comparada con las que se encuentran en las obras de Johann Sebastian Bach o Joahnn David Heinichen escritas para Buffardin, el virtuoso del traverso empleado en la corte de Dresde. En definitiva, la Suite en la menor de Telemann es una pieza accesible para flautistas profesionales, sea cual sea su instrumento, y desde luego es una pieza demasiado bella como para dejarla fuera de nuestro disco.

Otro ejemplo de ese repertorio común del traverso y la flauta dulce es el Concierto en Re Mayor TWV 51:F1. La versión en Fa Mayor para flauta dulce es probablemente una transcripción del original para traverso en Re Mayor, que es el que se ha usado en esta grabación. En este concierto, al igual que en todas las obras de Telemann para traverso, las cualidades que contribuyeron a la popularidad del instrumento están desplegadas con plenos poderes: virtuosismo técnico en los movimientos rápidos, y la capacidad de imitar a la voz humana en los apasionados movimientos lentos.

El Concierto en mi menor para traverso y violín, TWV 52:E3 y el Concierto en Re Mayor, TWV 51:D1 nos muestran a un Telemann componiendo en el más extravagante y exuberante estilo barroco, conocido en el siglo XVIII como stilo bizzaro. Tanto el tormentoso, casi salvaje doble concierto para traverso y violín, como los movimientos lentos del concierto en Re Mayor TWV 51:D1 ponen de manifiesto la originalidad de Telemann, y también su audacia, y su capacidad para describir los extremos de las emociones humanas. Es precisamente esta cualidad emocional la que, en su día, le hizo ganarse la reputación de ser el más grande compositor europeo, un status sólo discutido por Handel en Londres y quizás por Graun en Berlín. Y con esta desenfrenada emoción y con su audaz estilo apuntó ya hacia el futuro, hacia el Empfindsamkeit (sentimentalismo) de su ahijado Carl Philipp Emanuel Bach, que tan maravillosamente iba a escribir, de manera igualmente apasionada, para ese triunfante imitador de la voz humana, el traverso.

Jed Wentz y Musica ad Rhenum se muestran en este CD en plena gloria, con su sonido extraordinariamente claro, flexible, musculoso, de una calidez y una rotundidad máximas. El maravilloso violinista argentino Manfred Kraemer es el concertino del disco, y además el solista en el concierto que abre el CD, y Wentz se muestra como uno de los más grandes intérpretes de traverso. Es, sin duda, un disco que todos los amantes del barroco y por supuesto de la flauta travesera barroca querrán volver a escuchar una y otra vez.

Georg Philipp Telemann: Traverso Concertos

  • Cantus Records adquirió en los 90 la licencia de este y otros discos de Musica ad Rhenum. Todos ellos irán siendo remasterizados y reeditados con nuevas portadas, nuevas traducciones y nuevos diseños, en la serie “The Musica ad Rhenum Archives”.

  • Musica ad Rhenum – con instrumentos originales

    Director artístico: Jed Wentz

    Traverso: Jed Wentz (Gerhard Kowalewsky, Ostbargumfeld 1989, según Carlo Palanca, ca. 1720)

    Violín barroco: Manfred Kraemer (David Techler, Roma 1704), Rob Diggins (Joseph Klotz, 1747)

    Viola barroca: Wanda Visser (anónimo, s. XVIII), Laura Johnson (familia Klotz, s. XVIII)

    Violoncello barroco: Balázs Máté (anónimo, s. XVIII)

    Contrabajo barroco: Tis Marang (anónimo, s. XVIII)

    Clave: Christiane Wuyts (Willem Kroesbergen, Utrecht 1991, según Couchet)

Informaciones adicionales

  • Duración total 68:10

    Libreto Incluye notas escritas por Jed Wentz. Idiomas: Inglés, español, francés y alemán

    Grabación Maria Minor, Utrecht, abril de 1992

    Sonido y edición digital por Erik Sikkema Producido por Tini Mathot y Willem Poot

    Diseño y edición del libreto José Carlos Cabello

    Cubierta Cornelis Troost, 1696-1750. Retrato de Jeronimus Tonneman y su hijo (‘The Dilettanti’), 1736 National Gallery of Ireland, Dublín, Irlanda.

 

 

“Choc de Le Monde de la Musique” (Le Monde de la Musique, Francia)
“10 de Répertoire” (Répertoire, Francia)
    ✋ Por favor, ajuste el volumen de reproducción en el altavoz antes ⇓ de pulsar el Play ▶

    [1] Telemann: Allegro from Concerto for traverso and Violin in E Minor, TWV 52:E3
    [16] Telemann: Andante from Traverso Concerto in D Major, TWV 51:D1
    [10] Telemann: Les Plaisirs from Suite for Traverso in A minor, TWV 55:a2

Este CD está disponible en la mayor parte de las plataformas habituales, tanto en mp3 como en formatos sin pérdida, y siempre con libreto electrónico completo. Si Vd desea adquirirlo en algún tipo de formato no soportado por las plataformas en las que se vende actualmente, o tiene algún tipo de problema, envíe un mensaje a shop@cantus-records.com y le daremos las instrucciones para conseguirlo de inmediato