Catálogo // Novedades // Tienda

C 9520 F.M. VERACINI: MUSIC AT THE DÜSSELDORF COURT [11,99 Euros]

Gloriosas versiones llenas de fuerza y pasión de una música colorista, digna de uno de los mayores maestros del barroco.  

Qobuz logo

Qobuz - C 9520 Francesco Maria Veracini: Music at the Düsseldorf Court

La figura de Francesco Maria Veracini siempre estará asociada a su fama no sólo de violinista extraordinario y músico genial, sino a la de un personaje sumamente excéntrico, a la vez admirado y odiado por sus contemporáneos.

Allá donde vivió y se presentó como solista o como compositor causó un gran impacto entre el público y los comentaristas, y en las completas notas del disco que les presentamos aquí, el lector podrá encontrar multitud de citas de famosos personajes de su época hablando sobre él casi con tan desmedidos adjetivos como desmedida, radical y exagerada fue su vida profesional y, sin duda, también su vida privada.

En este disco hemos agrupado una serie de composiciones de Veracini que podrían relacionarlo con la Corte de Düsseldorf no sólo en el corto período de tiempo que pasó allí (entre 1715 y 1716) sino también posteriormente, cuando su carrera le llevó tanto a Dresde como a ciudades importantes durante toda su vida como Londres, Venecia o, por supuesto, Florencia, su ciudad natal y donde también murió.

Tras su triunfal primera estancia en la ciudad, Veracini dejó Londres a finales de 1714 y se trasladó a Düsseldorf con el propósito de entrar al servicio del Elector Palatino del Rin, Johann Wilhelm, en 1715. Aún no se ha aclarado si la estancia de Veracini en Düsseldorf tuvo lugar más en su aspecto de virtuoso o de compositor. Lo que sí es evidente es que el período de Veracini en Düsseldorf no puede despacharse como una etapa sin importancia, ni en lo que respecta a su profesión ni a su vida privada. Veracini decidió ir, como muchos otros artistas, a la corte -muy amante de las artes- de Düsseldorf de Johann Wilhelm von Neuburg-Wittelsbach con el objetivo de vincularse a esa corte por un período largo de tiempo. No está probado si Veracini apareció en la corte como uno más de los virtuosos que simplemente estaban de paso (aunque la duración de su estancia y sus circunstancias familiares hablan en contra de esto) o si pretendía optar al puesto permanente de director musical allí. Hay argumentos plausibles para aceptar ambas posibilidades. Existen pruebas, sin embargo, de que Veracini tuvo la oportunidad de tocar en la corte en diversas ocasiones en su condición de virtuoso, por ejemplo, con la interpretación de las sonatas para violín de Antonio Bonporti (entre ellas la sonata La Pace, op. 10, dedicada al Príncipe Elector Johann Wilhelm). Pero Veracini también se quiso presentar como compositor: su oratorio Mosé al mar' rosso, que se supone fue compuesto en 1715, estaba dedicado a Johann Wilhelm (aunque, desafortunadamente, la partitura se ha perdido).

Teniendo en cuenta que las óperas y las obras vocales de Veracini se han perdido, con la excepción de algunos fragmentos, es difícil hacer una evaluación razonada de su posición global en la historia de la música. Sus colecciones de sonatas para violín obviamente son muy apreciadas entre los violinistas, pero sus composiciones orquestales hasta ahora apenas han sido conocidas. Veracini comenzó su carrera como un compositor de moda y progresista, la continuó manteniendo su independencia, rasgo típico de su personalidad, y persiguió con determinación un desarrollo excéntrico que reflejaba su desprecio por el estilo homofónico, antes cultivado por él mismo, pero que luego equiparó con la ignorancia y el letargo. Así pues, parece que la opinión de Burney sobre la música de Veracini se aplica de manera muy atinada a sus contemporáneos cuando afirma que la música de Veracini era "inusual y audaz, demasiado salvaje y frívola para el gusto de los ingleses de la época".

Tanto el Concerto a cinque stromenti en La mayor, fechado antes de 1730, como el Concerto a cinque stromenti en Si bemol mayor, escrito alrededor de 1736, revelan en sus estructuras la mano de un compositor cada vez más experimentado y maduro. Aunque ambas obras tienen un rasgo común en el sentido de que los pasajes a solo y tutti no están definidos específicamente en términos de forma y estructura, su disposición es clara y muestra una construcción muy lúcidamente modulada. Estos desarrollos pueden reconocerse con especial claridad en las partes de los solos. Mientras que en las composiciones anteriores las partes de solista y tutti parecían no estar relacionadas, el violín solista de las obras posteriores de Veracini retoma el motivo de los tutti precedentes y lo elabora y, en cierta medida, lo desarrolla y continúa de manera improvisada. El carácter lúdico se conserva tanto en la alternancia de la instrumentación como en las propias partes. Las características de la típica melodía del violín italiano no se pierden en la voz solista, sino que en los conciertos posteriores se amplían en lo que se refiere a las exigencias de las técnicas de interpretación. Una de las características de Veracini, el entrelazamiento de episodios solistas dentro de las partes de tutti, se mantiene en todos los conciertos solistas y está menos sujeta a la influencia del desarrollo estilístico del compositor. Los rasgos que orientan la composición de conciertos en relación al solista son específicos de este género y se generaliza durante el cambio de episodios de tutti y soli, sin tender más o menos a la estructura de la forma tradicional del concerto grosso o de los primeros conciertos para solista. Veracini evitó el riesgo de que el conjunto perdiera importancia y sirviera de mero relleno o simple puente para las partes solistas, sobre todo en los movimientos centrales, que se muestran en gran medida sin pasajes técnicamente complejos y que, en contraste con los movimientos exteriores rápidos y definidos por el virtuosismo, se distinguen por nobles gestos de lirismo melódico. Lo que parece excéntrico, sin embargo, no es el hecho de que la asociación entre tutti y soli ya no sea obligatoria, sino más bien que Veracini haya renunciado a esta asociación, por ejemplo, en el Adagio del Concierto en la mayor, en favor de una presencia en solitario del violín sobre un solemne pasaje del bajo continuo y haya creado así un movimiento según el principio de la fantasía.

Qobuz logo

Qobuz - C 9520 Francesco Maria Veracini: Music at the Düsseldorf Court

 

Francesco Maria Veracini: Music at the Düsseldorf Court

    • Neue Düsseldorfer Hofmusik - violín solista y directora: Mary Utiger
    • Veronika Schepping, Annette Wehnert, Erik Dorset, Amelia Roosevelt, violines primeros
    • Anke Vogelsänger, Julia Huber, Ilsebil Hünteler, Helmut Hausberg, violines segundos
    • Bettina Ihrig, Hajo Bäss, Christine Moran, Helmut Hausberg, violas
    • Juris Teichmanis, Nicholas Selo, violoncellos
    • Michael Neuhaus, contrabajo
    • Stephan Rath, tiorba
    • Christph Lehmann, clave
    • Hans-Peter Westermann, Alessandro Piqué, oboes
    • Christian Beuse, fagot
    • Hans-Martin Kothe, Almut Rux, trompetas naturales
    • Egmund Krauss, timbales

Informaciones adicionales

  • Duración 67:12
  • Libreto en español e inglés con 2 artículos de Norbert Bolin y José Carlos Cabello.
  • Grabación DLR Köln, Sendesaal, octubre de 1999
  • Toma de sonido y edición digital Bodo Heinemann
  • Dirección artística Martin Frobeen
  • Producción ejecutiva de esta edición, diseño y coordinación editorial José Carlos Cabello
  • Portada Pompeo Batoni, detalle de "Grand Tour" (1778), Museo del Prado, Madrid. Todos los derechos reservados.
✋ Por favor, ajuste el volumen de reproducción en el altavoz antes ⇓ de pulsar el Play ▶

Ouverture nel Partenio (1738): Ohne Satzbezeichnung (sin indicación de tempo)
Concerto a cinque stromenti en La mayor (ca. 1730): Adagio
Concerto a cinque stromenti en Se bemol mayor (ca. 1736): Allegro
Este CD está disponible en la mayor parte de las plataformas habituales, tanto en mp3 como en formatos sin pérdida, y siempre con libreto electrónico completo. Si Vd desea adquirirlo en algún tipo de formato no soportado por las plataformas en las que se vende actualmente, o tiene algún tipo de problema, envíe un mensaje a shop@cantus-records.com y le daremos las instrucciones para conseguirlo de inmediato

Qobuz logo

Qobuz - C 9520 Francesco Maria Veracini: Music at the Düsseldorf Court