Sobre nosotros

 

Cantus es un sueño. Mejor dicho, es la prolongación de un sueño que comenzó una noche de verano en Madrid, en 1991, cuando José Carlos Cabello y José Miguel Moreno decidieron crear su propio sello discográfico, Glossa. Tuvo su continuación en 1996, momento en que, con la indemnización obtenida tras su marcha de Glossa, José Carlos se embarcó en este nuevo proyecto para mantener los mismos principios: crear un sello a cargo de un muy pequeño equipo de producción, que trabajara de manera casi artesanal, en el que la calidad de la música y la excelencia de las interpretaciones fuese en paralelo a una presentación externa tan completa y bella como fuera posible, y que los compradores de nuestros discos pudieran tener ante sí un verdadero “object d’art” en el que todo, sonido, interpretación, música, diseño, información, ilustraciones, portada… todo fuera hermoso y emocionante.

 

Como todo sueño, la historia de Cantus ha tenido momentos agitados y momentos tranquilos, pero el hecho es que, con algunos desvelos, con algunas interrupciones, aquí seguimos. No pretendemos publicar docenas de discos cada año, sólo hacemos aquellos que artística y financieramente podemos permitirnos, discos muy queridos, en los que prácticamente todo el proceso pasa por nuestras manos de manera directa: decidimos personalmente el repertorio que va a grabarse con los artistas, la toma de sonido la hacemos nosotros, o bien estamos presentes en las sesiones de grabación como productores, realizamos la edición digital del máster, escribimos nosotros mismos las extensas e informativas notas de los libretos, supervisamos las traducciones, escogemos personalmente las ilustraciones, diseñamos la parte gráfica…

José Carlos Cabello, fundador y director artístico de Cantus

 

 Como es obvio, es un proceso largo, que puede llevar meses de trabajo, especialmente en el caso de algunos famosos libretos de Cantus que están cercanos a las 100 páginas, como el del C 9705/6 Diccionario de Instrumentos Medievales y Renacentistas, que en cada idioma ocupa 98 páginas (por lo cual se han realizado ediciones individuales para los mercados de habla española, inglesa y francesa, hasta ahora, siendo uno de nuestros discos más vendidos), o el del disco C 9626 Le Jugement du Roi de Navarre, de Guillaume de Machaut, cuya primera edición, en cinco lenguas, tenía 106 páginas y fue descrita por American Record Guide como “el moderno equivalente a los Libros de Horas medievales, con maravillosas ilustraciones y deliciosos textos: un regalo para la vista y para el oído”, y fue escogido disco del año por la prestigiosa página www.medieval.org., de EEUU.

 

Pero no nos importa dedicar todo el tiempo necesario a cada uno de nuestros discos, que sólo se envían a imprenta cuando ya estamos seguros de que hemos dado lo mejor de nosotros mismos y cuando nuestros artistas también están plenamente satisfechos. Por eso cada disco de Cantus es tan especial, y por eso nuestros discos están entre los más vendidos en el mundo de la música antigua. En algunos casos, como el del C 9601 Bestiarium, llevamos ya seis ediciones. Otros han sido reeditados cinco veces, como el mencionado C 9626 Le Jugement du Roi de Navarre, y en otros casos hemos llegado a cuatro reediciones, por ejemplo con C 9607 Vous ou la mort, en el que a partir de la segunda edición incorporamos en las notas del libreto todos los sensacionales descubrimientos musicológicos que se habían producido desde la edición original. Es así como intentamos pagar a nuestros compradores: con productos hermosos, en los que ponemos todo nuestro corazón y que intentamos que tengan la máxima calidad.

 

1997: la soprano Núria Rial grabó profesionalmente su primer disco para Cantus. Su voz fascinante y se presencia angelical ya revelaba que se convertiría en una de las más grandes figuras de la musica antigua en todo el mundo

Por eso, quizás, absolutamente todos los discos de Cantus han merecido alguna distinción internacional por parte de la crítica. Musicalmente, Cantus ha editado varios discos que han sido primera grabación mundial, y no serán los últimos. Por ejemplo el disco dedicado a las sonatas para violín de Michele Mascitti (C 9610), uno de los más vendidos por el sello en Asia; el dedicado a la música para fortepiano de Fernando Sor (C 9618), todo un superventas en Japón, o el dedicado a la música para teclado de Felipe Rodríguez (C 9622). Hemos publicado también el único CD dedicado exclusivamente a la guitarra renacentista (C 9632 Tabulatures de Guiterne) y también publicamos la primera grabación del Primo Libro de’ Madrigali de Barbara Strozzi (C 9612), que fue a su vez el primer disco dedicado al repertorio madrigalístico del famoso conjunto La Venexiana. Para los próximos meses están previstas otras primeras grabaciones mundiales, con la reedición de un disco dedicado a duetti para dos violoncellos de Kummer (hicimos una primera edición, muy fugaz, para un cliente privado, hace varios años), a cargo de los violoncellistas de la orquesta Europa Galante, Maurizio Naddeo y Antonio Fantinuoli, y la Missa Galeazescha de Loyset Compère, interpetada por el conjunto vocal italiano Odhecaton, que se acaba de unir a la lista de artistas de Cantus con otro disco, C 9637 De Passione.

Muchos solistas y grupos hoy mundialmente famosos dieron sus primeros pasos en Cantus. La maravillosa soprano catalana Núria Rial, por ejemplo, debutó en la música antigua en el disco C 9619 Guerrero: Motecta, junto al grupo Musica Ficta, también debutante en Cantus. El primer disco de la fantástica carrera discográfica de La Reverdie no es otro que nuestro C 9601 Bestiarium, otro de nuestros grandes éxitos discográficos. Estamos muy contentos de que La Reverdie participe en otro de nuestros proyectos, ya grabados, la mencionada Missa Galeazescha de Compère, junto a Odhecaton (C 9638 Compère: Missa Galeazescha). Si ya mencionábamos antes que el disco dedicado a Strozzi (C 9612) era la primera grabación madrigalesca de La Venexiana (grupo formado a su vez a partir del Concerto Italiano de Rinaldo Alessandrini), en ese disco encontramos también al clavecinista Fabio Bonizzoni (que participa además en los duetti de Handel, C 9620), actual director de La Risonanza. Seguramente que nuestro último gran descubrimiento sea el contratenor Flavio Ferri-Benedetti, quizás una de las más grandes voces que haya dado la musica antigua, y cuyo debut discográfico se produce también en Cantus (C 9636 Passo di pena in pena).

 

Finalmente, otros grandes artistas ya consagrados han escogido a Cantus en el momento más importante de sus carreras para editar alguno de sus más bellos discos: de ahí nació nuestra serie de grabaciones protagonizadas por el Ensemble Gilles Binchois y Dominique Vellard, que tiene en su seno a grandes artistas como Brigitte Lesne, directora a su vez de Discantus y Alla Francesca; el flautista Pierre Hamon, la mezzosoprano sueca Susanne Norin o el barítono francés Emmanuel Bonnardot, director de Obsidienne. Otro de nuestros grandes artistas es Juan Carlos Rivera, reconocido como el más grande vihuelista de la actualidad, y cuyo disco C 9631 Tañer de Gala es una referencia en su género. No podemos olvidar a otros grupos o solistas como Currende y Erik Van Nevel, o más recientemente el musicólogo y director italiano Paolo Da Col, que con su grupo Odhecaton nos traerá grabaciones de una belleza estremecedora.

 

Este es el sueño de Cantus, poder seguir trabajando discretamente, reinvirtiendo nuestras ganancias en nuevas producciones que pervivan en la memoria de los amantes de la música antigua y se conviertan en algunos de sus discos favoritos.

 

Odhecaton y Paolo Da Col inician su andadura en Cantus con dos discos de extraordinaria belleza